Ponencia Episcopal (Paz y Misericordia)

Ponencia #2

Paz y misericordia

Carlos Arturo Quintero

Presentación video: en el cual se pregunta un grupo de personas a las cuales se le pregunta ¿qué es la paz? Y ¿Cómo se puede construir? En primer lugar Inicio su discurso hablando de la Constitución Política de Colombia quien hace mención de que la paz es un derecho y un deber. Como segundo punto habla de la fe, como un don de Dios y tarea de todos, regalando a todos los jóvenes la fórmula de la P: paciencia, prudencia y perdón son igual a paz. “En el corazón de los seres humanos se almacena la intolerancia” dice Carlos Arturo.

Hay un problema en la sociedad, la retaliación que ha provocado que los medios de comunicación nos muestren los niños callejeros, presentándose más de 2.000 en Bogotá. Hace referencia a que los jóvenes se pueden dejar llevar por la ira y cometer atrocidades. Perdonar lo imperdonable pero ¿a quién? Inevitablemente el perdón es necesario para la paz.

Menciona la encíclica de Juan 23: la paz en la tierra.

Dice el papa: “la paz necesita de cuatro pilares: verdad, justicia, libertad y amor”. Hace mención de Nelson Mandela (premio Nobel de la Paz) haciendo un trabajo de perdón y reconciliación logrando así la paz pero hoy en día África ha vuelto a los mismos conflictos de los tiempos de antaño porque actualmente son los afrodescendientes quienes quieren gobernar a los blancos. La paz no quiere decir impunidad, por ejemplo en Argentina no se puede hablar de perdón, pues las personas creen que perdón quiere decir impunidad, gracias a Dios aquí no se cree eso, perdón no es olvidar es recordar el pasado sin dolor. La justicia implica armonía y paz no puede significar impunidad.

“la verdad nos hace libres” dice la biblia.

“Sanar los labios, el corazón y la mente es necesario para ser capaz de perdonar”

Hace alusión a león Tolstoi con la siguiente frase: “el secreto de la felicidad no está en hacer siempre lo que se quiere sino en querer siempre lo que se hace”

El amor a lo superficial es erótico y sexual.

Podemos decir sí o no entre los acuerdos de paz que se están realizando, pero la paz se firma en cada uno de nuestros corazones. La paz no se puede vivir sin misericordia, porque hay cuatro conceptos que no se pueden separar: misericordia, compasión perdón y reconciliación. Él dice: “abramos nuestro corazón a Dios”.

Se da por terminado la ponencia con la siguiente reflexión: “Si queremos aportar para la paz tenemos que aprender a perdonar y buscar la reconciliación. Y da unos suplementos espirituales,

para la mañana: la humildomicina que hace referencia a la humildad contra el ego que no nos deja vivir en paz. Para la noche: la misericordina para que tengamos entrañas de misericordia con los demás y por último la alegrofetamina para las medias nueves y hace alusión a la alegría y la fe, para darle sentido a la vida”.

“paz y misericordia es el camino para la paz. Debemos cambiar nuestra manera de vivir, pensar y nuestro rostro”